LA UNIDAD DE CRISIS DE ADOLESCENTES DE BENITO MENNI CASM CELEBRA SU 25 ANIVERSARIO

Hermanas Hospitalarias

El Benito Menni CASM de Hermanas Hospitalarias de Sant Boi congregó, el pasado 4 de octubre, a alrededor de 120 profesionales en la jornada conmemorativa del 25 aniversario de la puesta en marcha de la Unidad de Crisis de Adolescentes (UCA).

En el marco de la sesión, se explicó que la UCA atiende, a día de hoy, a más del doble de jóvenes con depresión que diez años atrás. El aumento de esta patología en este colectivo de pacientes puede estar muy relacionado con los profundos cambios sociales vividos en los últimos tiempos, como la crisis económica o la irrupción de las nuevas tecnologías

La coordinadora de la Unidad de Crisis de Adolescentes, la doctora María Martín, explica que, desde hace aproximadamente una década, se ha detectado un aumento de la presión asistencial, a partir de un incremento de peticiones de ingreso y de consultas de otros recursos asistenciales.

“La adolescencia es un periodo donde el niño se prepara para ser adulto y en el que se ve sometido a un sinfín de cambios que le generan estrés y que pueden desembocar en una mayor inestabilidad emocional”, indica la Dra. Martín. “Esta etapa se ha ido alargando en las últimas décadas, en buena medida por una demora en la adquisición de roles adultos, condicionada por diferentes factores relacionados con cambios sociales, como la incorporación tardía al mundo laboral, el mayor tiempo de convivencia conjunta con os padres o el retraso en la llegada de los hijos”, señala.

Según la especialista, esta prolongación de una situación de inmadurez o falta de autonomía, añadida a los factores estresantes del entono en el que vivimos, puede precipitar la aparición de trastornos depresivos y ansiosos, muchas veces, acompañados de trastornos de conducta graves.

La doctora Eulàlia Navarro, que coordinó este dispositivo en sus inicios, explica que cuando se puso en marcha la unidad se atendían casos “puros” de esquizofrenia o trastorno bipolar, donde la clínica era el factor predominante que determinaba la gravedad de la enfermedad; sin embargo, a día de hoy, la dificultad en el manejo de estas patologías es a causa de factores externos como la falta de recursos económicos, situaciones familiares complejas, etc.

Recurso pionero para atender la patología del adolescente

La Unidad de Crisis de Adolescentes se creó en el año 1994 para atender a pacientes de entre 12 y 18 años que, por la complejidad de su patología, no podían ser asistidos en otros dispositivos de la Red Asistencial en Salud Mental Infantil y Juvenil Catalana.

Se trata de una unidad de atención a pacientes agudos, con capacidad para 25 plazas, que recibe pacientes de toda Cataluña y donde se realiza un plan de tratamiento individualizado por parte de un equipo multidisciplinar, formado por psiquiatras, psicólogos, enfermeros, auxiliares, un terapeuta ocupacional, un trabajador social y un profesor, que trabajan de manera coordinada a fin de estabilizar la situación de gravedad. La UCA cuenta con un aula docente, donde se acompaña al paciente en tareas de continuación académica, reconducción del fracaso escolar, así como ofreciéndole orientación académica y prelaboral.

Además de los cuadros ansiosos y depresivos, a día de hoy, la sintomatología prevalente en la Unidad de Crisis de Adolescentes de Benito Menni CASM son los trastornos psicóticos y los trastornos de conducta.

La Unidad de Subagudos de Adolescentes, única en España

Para aquellos casos más complejos, que requerían un tratamiento más prolongado en el tiempo, se decidió abrir, en 2003, una nueva planta llamada “Unidad de Subagudos de Adolescentes (USA)”. Esta unidad también cuenta con 25 plazas y es la única que existe en toda España. A diferencia de la UCA, donde hay un régimen de hospitalización de una media de 30 días, la estancia en la USA es de 75 días.

La actual coordinadora de la Unidad de Crisis de Adolescentes explica que, una vez se consigue la estabilidad psicopatológica del paciente, habitualmente se le deriva a un hospital de día, para su control a nivel clínico, y se realizan las coordinaciones necesarias para el seguimiento del paciente en sus diferentes ámbitos de desarrollo (familia, escuela, tiempo libre…).

Durante sus 25 años de vida, la Unidad de Crisis de Adolescentes de Benito Menni CASM ha atendido a alrededor de 7.500 pacientes. Por su parte, han pasado por la USA unos 1.300 pacientes.

Compartir esta página: