NUEVO RECURSO DE ATENCIÓN A JÓVENES CON DIFICULTADES PIONERO EN ANDALUCÍA IMPULSADO POR GRANADA

Hermanas Hospitalarias Granada pone en marcha un piso de Alta Intensidad donde acoge a cinco jóvenes inmigrantes en proceso de reconocimiento de discapacidad. Un nuevo recurso inaugurado por representantes del servicio de protección de menores de la Delegación Territorial de Educación, Deporte, Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación de Granada.

La Fundación Purísima Concepción de Hermanas Hospitalarias de Granada atiende así a jóvenes de entre 18 y 25 años, ex-tutelados o egresados del sistema de protección de menores. Jóvenes que además cuentan con algún tipo de dificultad añadida que complica su inclusión, preferentemente con discapacidad reconocida. Pueden ser MENAS (menores extranjeros no acompañados) y/o españoles. Se trata de un proyecto pionero en Andalucía y el único que ofrece, para este perfil de usuarios, aspectos fundamentales para su integración social como la formación, orientación y práctica laboral.

Actualmente se atiende a 5 jóvenes inmigrantes mayores de edad, extutelados por el servicio de protección de menores (SPM). Algunos están además en proceso de reconocimiento de su discapacidad, ya que presentan importantes dificultades cognitivas, educativas, sociales, culturales, etc.

El recurso de Vivienda de Alta Intensidad para Menores Inmigrantes Extutelados está definido en el contrato de gestión como: “Servicio de Atención e Inserción Social y Laboral de Jóvenes, con Necesidades Específicas, procedentes del Sistema de Protección de Menores en Andalucía, Modalidad Alta Intensidad, dentro del Programa de Adquisición de Competencias Sociolaborales (PACS)”.  Un recurso cofinanciado por el Fondo Social Europeo.

La actividad que se desarrolla con ellos desde el mismo momento del acogimiento, es acompañar y apoyar para que tengan una vida independiente. Se lleva a cabo un trabajo global que abarca desde la adquisición de habilidades básicas como cocinar, hacer la compra, administración del hogar, etc., hasta trabajar actitudes como la responsabilidad, el compromiso, el cumplimiento de obligaciones, así como de velar por sus derechos, etc.

Se proporciona, además, un acompañamiento a la hora de gestionar la documentación imprescindible para regularizar su situación en nuestro país. Todo con el objetivo de cubrir todas sus necesidades, se les acompaña y asesora a la hora de conseguir el certificado de discapacidad (Centro de Valoración y Orientación de Granada) que «reconoce su situación de doble vulnerabilidad» y puede «allanar» el camino a la hora de conseguir la estabilización en el empleo.

Además, los jóvenes reciben clases de español, participan en eventos deportivos desde el Club Deportivo de la Fundación. Algunos han cursado o están cursando el Certificado de Estudios Primarios, módulos de FP, formación en jardinería, limpieza y lavandería.

Como aspecto novedoso y diferenciador del proyecto destaca la participación del Centro Especial de Empleo de la Fundación en todo lo referente al programa de inserción laboral.  Desde este Centro se coordina una formación específica con la realización de prácticas pre-laborales como paso previo a encontrar un trabajo.

Compartir esta página: