FIDMAG PARTICIPA EN UNA NUEVA INVESTIGACIÓN SOBRE TRASTORNO BIPOLAR

Se trata de una investigación del Cibersam (Ciber de Salud Mental) sobre trastorno bipolar en la que ha participado el grupo liderado por la Dra. Edith Pomarol-Clotet de FidmagHermanas Hospitalarias. Un estudio que ha identificado la alteración epigenética en el gen DDR1 como posible marcador para mejorar los tratamientos frente al trastorno bipolar.  

Una alteración epigenética en el gen DDR1 que se produce cuando se han vivido situaciones adversas durante la infancia y adolescencia está relacionada con la aparición del trastorno bipolar. A esta conclusión ha llegado un equipo de investigadores del grupo de Institut d’Investigació Sanitària Pere Virgili (IISPV) perteneciente al Cibersam con profesionales del Hospital Universitario Institut Pere Mata y de la Universitat Rovira i Virgili, en el que han participado otros dos grupos de investigación del Cibersam: el grupo liderado por la Dra. Edith Pomarol-Clotet, del Fidmag-Hermanas Hospitalarias; y otro liderado por el Dr. Eduard Vieta, del Hospital Clínic de Barcelona.

Aunque las alteraciones epigenéticas son inherentes a la transformación que sufre el organismo a lo largo de la vida, se dan con mayor frecuencia cuando se viven situaciones adversas en las que la persona está sometida constantemente a un estado de estrés, como abusos físicos, maltrato emocional o negligencia en los cuidados básicos. El DDR1 es un gen que ejerce su función en una de las células más importantes del cerebro: los oligodendrocitos. Son las células encargadas de recubrir las neuronas con mielina, una capa compuesta de lípidos que ayuda a que la información se transmita de forma más rápida y eficaz.

Gracias a los resultados del estudio Bipogent, publicado en la revista Molecular Psychiatry, en un futuro se podrá determinar la gravedad del gen DDR1 mediante un análisis de sangre al paciente con trastorno bipolar. Esto ayudará a mejorar considerablemente los tratamientos para esta patología, haciéndolos más efectivos y personalizados. Pero, para ello, los investigadores recuerdan la necesidad de contrastar estos resultados con otras investigaciones y muestras más diversas.

Entender los desencadenantes del trastorno bipolar

La identificación de esta alteración epigenética se suma a hallazgos similares realizados por personal investigador de todo el mundo, que pueden representar un punto de inflexión para entender los desencadenantes de la enfermedad y su abordaje. Previamente, ya se había constatado que uno de los desencadenantes de enfermedades mentales, como el trastorno bipolar, es el desgaste que implica atravesar vivencias de este tipo.

Para llevar a cabo esta investigación se ha contado con la participación de 128 personas adultas con diagnóstico de trastorno bipolar y 141 personas sin enfermedad mental. Los autores realizaron un seguimiento a estas personas, con evaluaciones clínicas y psicológicas y con el análisis de muestras de sangre.

“Sin la buena predisposición y la generosidad de estos participantes, el estudio no hubiera sido posible”, afirma la Dra. Elisabet Vilella, responsable del Grupo de Investigación en Genética y Ambiente en Psiquiatría del IISPV y líder del estudio, en el que también han colaborado dos grupos de investigación del Cibersam: el grupo liderado por la Dra. Edith Pomarol-Clotet, del Fidmag-Hermanas Hospitalarias; y otro liderado por el Dr. Eduard Vieta, del Hospital Clínic de Barcelona.

Compartir esta página: