EL REGRESO DEL USO DE LAS MASCARILLAS EN CENTROS SANITARIOS

El pasado lunes 8 de enero de 2024 se celebró una reunión del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud para implantar el uso obligatorio de mascarilla en hospitales y centros de salud por el aumento en la incidencia de casos de enfermedades respiratorias agudas (COVID, gripe y virus sincitial respiratorio). La reunión terminó sin acuerdo. El Ministerio trasladó a las Comunidades Autónomas un documento con esta propuesta, dando un plazo de 48 horas para estudiarlo y plantear alegaciones.

El miércoles 10 de enero, trascurrido el plazo, la ministra de Sanidad, en una rueda de prensa, ha comunicado la obligatoriedad del uso de mascarillas en espacios sanitarios. Se comunica que se va a realizar una declaración de actuaciones coordinadas, mecanismo que ya se empleó en pandemia, para homogeneizar diversas actuaciones, entre ellas, las limitaciones del cierre del ocio nocturno en junio de 2021. En este tipo de decisiones se aplica el artículo 65.2 la Ley 16/2003 Cohesión y calidad del Sistema Nacional de Salud. De este modo, las acciones reguladas toman la forma de Declaración de Actuaciones Coordinadas (DAC), como instrumento jurídico que permite que las medidas sanitarias sean de obligado cumplimiento.

La obligación de uso de mascarillas se centra en espacios sanitarios (hospitales, centros de salud) y se recomienda en farmacias y centros sociosanitarios. Afecta a todas las personas que accedan a aquellos recintos. La medida entró en vigor, el mismo miércoles.

Por otro lado, esta disposición faculta a las Comunidades Autónomas, cuya curva de incidencia demuestre un descenso del número de casos durante dos semanas, a que puedan transformar la obligatoriedad en recomendación.  Por tanto, cada Comunidad Autónoma tendrá que comunicar cuál es su situación epidemiológica en relación con la incidencia de enfermedades de transmisión respiratoria, y si el uso de mascarillas es obligatorio o es una recomendación y así lo haremos en todos nuestros centros.

Los epidemiólogos parecen estar de acuerdo en que nos encontramos en un pico de este tipo de enfermedades de transmisión respiratoria y que lo esperable es que, en un plazo de dos semanas, la incidencia de estos cuadros decrezca, y por tanto, se cumpla el criterio establecido por el Ministerio de Sanidad para que la obligatoriedad del uso de mascarillas en centros sanitarios pase a ser una recomendación.

Compartir esta página: