En este momento 823 voluntarios prestan sus servicios en los Centros de Hermanas Hospitalarias en España.
El voluntariado es una de las expresiones más claras de solidaridad, que mira de forma positiva, que expresa el respeto pleno por la persona, que hace visible el compromiso hospitalario de ayudar a encontrar el propio proyecto de vida y a conseguir la felicidad.

Gratuidad y solidaridad como características fundamentales

El voluntariado potencia la atención hospitalaria basada en los principios de gratuidad y solidaridad. Tiene su origen en la opción de servir y ayudar gratuitamente a las personas que sufren.
El voluntariado hospitalario es un espacio relacional donde se puede vivir una verdadera solidaridad compasiva, en el sentido de “padecer con”, humanizadora, y que acompaña en el proceso de recuperación personal.
En los centros de Hermanas Hospitalarias, el voluntariado se convierte en cauce de solidaridad para aquellos que desean compartir la situación de las personas asistidas y comprometerse en su atención integral.

Integración en la Comunidad Hospitalaria y Modelo Asistencial

Los voluntarios son miembros de la Comunidad Hospitalaria y, como miembros de esta familia, se les define como personas que libre, gratuita y corresponsablemente, enriquecen con sus dones específicos al servicio hospitalario.

Colaboración a la humanización

El voluntariado constituye hoy una dimensión que está presente en la relación individualizada con cada persona asistida, contribuyendo a la humanización de la asistencia y a la implicación de la sociedad.

Si quieres colaborar como voluntario, dirígete a uno de nuestros Centros, donde te informarán de las diferentes posibilidades.

Si quieres conocer la actividad desarrollada a lo largo del año pasado, puedes consultar la memoria aquí

image36