LA HOSPITALIDAD QUE NOS DEFINE

Más de 65 profesionales de los centros de Hermanas Hospitalarias de toda España participaron ayer en la II JORNADA DE FORMACIÓN EN MARCO DE IDENTIDAD INSTITUCIONAL para mandos intermedios y personas clave. Un encuentro organizado por la Comisión de Identidad Hospitalaria liderada por Sor María Rosario Iranzo y Alejandro Florit en el que se vivió en primera persona “la Hospitalidad que nos define”.

Sin duda, fue un momento importante de conocimiento y reflexión donde se compartieron experiencias y se convivió en un ambiente diferente. Los más de 65 colaboradores que participaron sintieron la acogida familiar que se brindó desde la Sede de la Provincia de España, la casa de todos, nuestra casa.

Todas estas personas importantes, con una gran responsabilidad y liderazgo en los centros y dispositivos de la Provincia, reforzaron con esta Formación su conocimiento de temas identitarios para así poder realizar con competencia las responsabilidades requeridas a favor de la persona atendida, que está siempre en el centro de nuestros cuidados.

El último Capítulo general de la Congregación hacía una llamada a “impulsar la formación continua y sistemática en identidad y cultura hospitalaria para todos los niveles de la organización”, llamada que, la Asamblea de Evaluación Conjunta de España, año 2015 recogió como uno de sus objetivos prioritarios, comprometiéndose en la “creación de ámbitos y programas de profundización continua en el Marco de Identidad de la Institución, específicamente para los mandos intermedios y puestos claves asimilables”.

Una formación que nos acerca un poco más al conocimiento global de la Congregación, salir de nuestros círculos locales y abrir la mirada y el corazón a otras realidades donde la Institución está empeñada en dar respuesta a las necesidades de tantas personas que en el mundo sufren, principalmente por la enfermedad mental, la discapacidad, la marginación. Nuestra mirada hacia ellos hará crecer en nosotros el sentido de solidaridad y pertenencia y estrechará los lazos con la gran Familia Hospitalaria de la que somos parte.

Estamos llamados a continuar los pasos de Benito Menni, María Josefa y María Angustias y como ellos seguir dando respuestas generosas y audaces en el servicio a quien nos necesita. Cada uno somos responsables de las personas que vienen a nosotros, a nuestras estructuras y a través de ellas les ofrecemos lo mejor que tenemos y sabemos hacer: la Hospitalidad, ese legado que nuestros fundadores nos dejaron.

Nos toca narrar hoy la parábola del samaritano con nuestra vida y en los lugares de sufrimiento, en el trabajo y en la misión hospitalaria. Nuestra narración ha de estar dotada del mismo entusiasmo, fantasía, creatividad, fe y caridad que descubrimos en ellos.

Gracias a todos los que participasteis activamente ayer en la jornada y a todos los que día a día con vuestro trabajo demostráis la hospitalidad que nos define.

¡Comparte!