ACOMPAÑAR A LA FAMILIA EN LA ENFERMEDAD

Hoy celebramos el Día Internacional Del Enfermo bajo el lema “Acompañar a la familia en la enfermedad”. Desde Hermanas Hospitalarias Tenemos claro que el cuidado a un enfermo, a un anciano, a un niño nos pone en contacto con el familiar del mismo. Formando parte de nuestra misión de pastoral se halla la atención a los familiares, necesitados de comprensión y ayuda: valorar su esfuerzo, ofrecerles consuelo y esperanza es una obra de misericordia, además de un honor y un privilegio para nosotros.

Sí es un honor, servir a quienes mejor están manifestando al Jesús sufriente. Cuántas veces los familiares y los mismos enfermos nos evangelizan porque, fortalecidos con el amor de Dios, saben situarse ante la enfermedad, saben incluso entregar la vida. 

Nuestra disponibilidad a sufrir y gozar con las familias, agradeciendo la cercanía y el cariño con sus familiares enfermos, fortalecerán su constancia en el servicio amoroso por personas queridas – y todos conocemos algunas– cuya atención requiere un amor paciente bien sea por la duración de la enfermedad o las características de la misma.

Os invitamos a acompañarnos en la celebración de esta Pascua del Enfermo en cada centro o lugar de encuentro con enfermos, familiares y otras personas próximas a ellos (voluntarios, amigos…), que esta celebración sirva para seguir promoviendo nuestro compromiso hospitalario de acompañar a la familia. Y de modo especial nuestra actitud cariñosa expresará el Amor de Jesús y de sus seguidores en el servicio hospitalario del día a día.

 

¡Comparte!